Una bolsa de semillas y una visita llena de esencias

Una bolsa de semillas y una visita llena de esencias

Este verano tuve el gran momento de quedarme enganchada de la espalda y con tanto dolor se me ocurrió hacerme una bolsa de semillas para calmar la inflamación. Así fue como se surgió la idea de unir una bolsa de semillas y una visita llena de esencias.

Las cosas vienen siempre conectadas con algo.

Este dolor que tuve  hizo que se juntara mi mundo creativo con el mundo de aceites esenciales de Glòria.  La conocí en un evento de Blogs & Cava con Andrea Amoretti. Desde entonces hemos seguido en contacto vía Instagram y pensé en sus remedios fabulosos para unirlos con mi bolsa de semillas.

Así que vino a casa hace poco y me explicó todo sobre los aceites esenciales de la marca Young living que distribuye con una pasión y mucha esencia.

Aromas y esencias de dos mujeres con mucha pasión.

Una bolsa de semillas y una visita llena de esencias

Desconocía totalmente este mundo de aceites. Pero ella me hizo descubrir que con tan sólo oler un aroma o ponerlo en contacto con tu piel puedes activar tus emociones, calmar tus dolores, y cambiar tu estado de ánimo.

Incluso te pueden servir para cuidados de belleza, los resfriados y los miedos. Me llevaría todos los botecitos porque todos tienen una función, que incluso mezclándolos potencias los efectos que hacen en tu cuerpo y bienestar.

Estos aceites esenciales se hacen partiendo de principios activos de las plantas. Esto hace que cada elemento de plantas activen su poder para cumplir con sus funciones depurativas, calmantes y relajantes.

Una bolsa de semillas y una visita llena de esencias

Una bolsa de semillas y una visita llena de esencias

Estuvimos hablando de mi bolsa de semillas y se nos ocurrió que la forma perfecta para cuidar el dolor de la espalda.

Una bolsa de semillas y una visita llena de esencias

Proceso para usar la bolsa de semillas junto con los aceites esenciales.

Se calmaría masajeando primero la zona  dolorida con el aceite esencial con aroma de Lavanda y la Copaiba por sus principios calmantes y antiinflamatorios.

Después se coloca la bolsa de semillas ya caliente previamente en el microondas unos 2 minutos con un vasito de agua para que no se seque las semillas

 Esta fue la combinación de aceites esenciales que me aconsejó para estos dolores de lumbago:

Lavanda (Lavandula angustifolia) tiene un aroma dulce, floral y herbáceo que es calmante y refrescante. La lavanda puede ayudar al cuerpo a adaptarse al estrés o desequilibrios. El aceite esencial de lavanda tiene propiedades analgésicas y antiespasmódicas. Ayuda a liberar el estrés y aliviar la tensión nerviosa.

Copaiba (Copaifera reticulata) es un aceite esencial que tiene propiedades antiinflamatorias, antisépticas, analgésicas y antibacterianas. Es un potente antiinflamatorio que ayuda al sistema cardiovascular, respiratorio y nervioso, además de ayudar a los músculos. Este aceite ayuda a amplificar los efectos de los otros aceites.

(Estas explicaciones sobre los aceites son de Oils & Friends By Glòria)

Una bolsa de semillas y una visita llena de esencias

Como hacer una bolsa de semillas y una visita llena de esencias

Yo siempre busco el detalle de las cosas.

Así que se me ocurrió hacerme una bolsa de semillas con telas bonitas. ¡No puedo con las feas¡

Elegí dos muy bonitas que son realmente dos retales de sabanas de Zara Home.

Además en vez de semillas puse lentejas, soja y unas hojas de eucalipto.

Así fue como pensé en las lentejas y la legumbre de la soja  que es redondita como la lenteja que me aportaban el efecto masaje.

¡Más bien es una bolsa de legumbres¡

Una bolsa de semillas y una visita llena de esencias

Por cierto, la bolsa de semillas es muy fácil de coser. Es un diy fácil y divertido si sabes coser. Y si no díselo a alguien que te ayude. Con estas telas me han salido dos bolsas de 44 x 17 cm.

Simplemente une las dos telas al revés y cose todos los lados con  5 cm de borde y dejando un espacio abierto para coserlo a mano después.

Una bolsa de semillas y una visita llena de esencias

Dentro pondrás otra bolsa de tela más básica con las semillas y luego lo cierras cosiendo a mano el espacio que has dejado abierto. Esta bolsa puedes hacerla un poco más pequeña para que entre bien en la bolsa exterior.

Así­ podrás lavar las telas bonitas sacando las semillas para que no se estropeen con el agua.

Una bolsa de semillas y una visita llena de esencias

Una bolsa de semillas y una visita llena de esencias

¿Cómo fue la visita llena de esencias?

Una visita inolvidable y llena de muchas palabras.

Pero a medida que la conversación continuaba y el ambiente era el ideal en la terraza y música de fondo de Ella FitzGerald,  los temas de la charla fueron muy amplios, hablando de la familia, la maternidad, libros, autoayuda, las madres emprendedoras y hasta de moda, donde hablamos de la nueva shop on line OKENUA de bolsos hechos a mano que llevo con mi hermana.

Una conversación agradable en la mesa.

Una bolsa de semillas y una visita llena de esencias

Todo estaba relacionado y todo fluía con calma, risas y mucha complicidad. Supongo que también ayudó el difusor que puso con un aroma perfecto para el momento de co-working.

Una bolsa de semillas y una visita llena de esencias

De verdad, estos momentos de descubrir gente que te aporta nueva ideas es toda una gran experiencia.  Deberíamos hacerlo de vez en cuando.

Al final las cosas buenas se unen para crear una sinergia perfecta.

Estos eventos son perfectos para sacar lo bueno de uno mismo. No será el único.

¿Has descubierto gente que te ha aportado algo nuevo en tu vida?

Estaré contenta de que me lo cuentes. Y si yo te he aportado algo nuevo en tu vida dímelo también y me harás más feliz.

Leer más

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *