Mousse de piña con merengue y bizcocho

Mousse de piña con merengue y bizcocho

El sábado aproveché que estábamos en casa tranquilos y le hice a mis chicos un postre delicioso y bonito: Mousse de piña con merengue y bizcocho.

Y todo empezó porque no paraba de ver dos magdalenas de chocolate que mi hijo había dejado en la cocina. No se las quería comer ya y no las iba a tirar, por supuesto.

Así que me puse a pensar que postre podía hacer con ellas.

Es cuestión de reinventar lo que ya esta inventado.

Mousse de piña con merengue y bizcocho

Abrí la nevera y empecé a hacer un repaso general de las existencias: Huevos, piña natural cortada a dados…..mmm esto tiene pinta de ser un buen plan gastronómico.

Tengo en mente ya hace mucho tiempo un postre que lo intentaré pronto que es el Meringue Lemon Pie. Así que hice un brainstorming gourmet y las ideas se unieron.

Así se me ocurrió: Mousse de piña con merengue y bizcocho

Mousse de piña con merengue y bizcocho

Esta es la receta exprés que hice para dos mousses:

¿Qué nos hace falta?

2  o 3 magdalenas de chocolate. Aquí tienes la receta de mis mini bundts de chocolate

Media piña al natural

1 cucharadita de miel

1 cucharadita de  Jengibre en polvo

3 o 4 claras de huevo

4 cucharadas de azúcar blanca

un soplete de cocina pequeño

Mousse de piña con merengue y bizcocho

¿Como se hace el mousse de piña con merengue y bizcocho?

Primero cortamos la piña en dados y la dejamos bien limpia. Después la colocamos en la batidora con el jengibre y la miel. Batimos bien hasta hacer una mousse espesa y espumosa. Reservamos.

Después desmigamos las magdalenas de chocolate y las ponemos como base en el vaso donde vamos a colocar la mousse. Apretamos bien la masa para que quede consistente. (También puedes usar la opción de poner galleta triturada con mantequilla derretida como en el cheesecake)

Para el merengue vamos a usar las clara de huevos y las vamos a batir en el procesador de repostería a punto de nieve, con el accesorio especial para batir y al nivel más alto para que se haga bien estable y brillante como los de repostería. Se añade el azúcar hasta que coja la consistencia de merengue.

Este merengue se llama merengue francés y hay que consumirlo enseguida. Por su consistencia, este merengue al final suelta el agua.

Entre las clases de merengues, la más firme y perfecta es el merengue italiano pero lleva mucho más azúcar y es un poco más complicado porque hay que hacer un almíbar de azúcar. Aquí tenéis una receta perfecta para hacerlo al estilo Italiano donde te lo explican muy bien.

Mousse de piña con merengue y bizcocho

Cuando ya lo tenemos, podemos pasar el “emplatado” como dicen, ponemos el mousse encima de las magdalenas chafadas y el merengue haciendo unas montañitas con una cucharita para darle volumen.

Después con el soplete de cocina “bronceamos”las puntas del merengue, dándole un color marrón tostado.

Seguro que te sobrará merengue, así que el resto ponlo en capsulas de magdalenas tipo muffins para hacer mini merengues para merendar ese mismo día.

Et Voilà¡ ya tenemos un postre delicioso, bonito y  si cuidamos la presentación, la cara de sorpresa de vuestros invitados será  de WOW¡

Mousse de piña con merengue y bizcocho

Estaba de rechupete, pero como yo estoy en plan “Ensalada” me hice solo el mousse de piña, sin bizcocho ni merengue. Al menos lo probé un poco para ver si salió bueno.

¿Os apetece hacer esta receta?

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *